Crónica: “Vínculos literarios; entre narrativa, infancia y emociones”

Macarena Carter Olmedo. Magíster en Pedagogía Teatral

“Escuchar un cuento es una experiencia que puede llegar al alma y de la que se puede aprender, especialmente si quien lo narra no usa el cuento como una herramienta didáctica, sino como una obra de arte que regala a quien escucha”.
(Martínez, Eva. 2017, p. 31)

Debemos ofrecer múltiples experiencias de aprendizaje en esta etapa de la vida, lo que implica abordar todo tipo de textos. Por ejemplo, de un poema podemos generar experiencias artísticas para las niñas y los niños, desde la observación de imágenes, una melodía acompañada de lectura, una interpretación corporal, entre otras, donde se juega indistintamente a ser protagonista y espectadora o espectador durante la construcción narrativa. De un cuento pueden nacer distintas formas de contar y expresar; lectura, kamishibai, teatro de sombra, interpretación o narración oral. Diversas experiencias que nacen del relato y que pueden generar una experiencia estética significativa. Tal como lo mencionan las BCEP (2018) crear una historia simple con títeres o diversos elementos, puede ser a la vez un juego y una ocasión de expresión teatral.

  • Magíster en Pedagogía Teatral
  • Educadora de Párvulos
  • Licenciada en Educación
  • Diplomada en Educación Creativa. Amnia Lab.
  • Cuenta-cuentos. Fundación Mustakis

Deja un comentario

Your email address will not be published.