Crónica, Pandemia como oportunidad para criar conscientemente

Sindy Arzani Jorquera. Magíster en Psicología de la Educación.

“Somos una especie que es sensible al amor y que depende de él para vivir. Esto significa que el amor provoca cambios vitales en nosotros [y nosotras]: nos ayuda a crecer, nos transforma, nos conduce a la evolución” (Amanda Céspedes en Educar las emociones, educar para la vida).

Si bien, este tiempo ha tenido sus complejidades y bemoles, también puede percibirse como una gran oportunidad. Sé que es difícil entenderlo de esta manera, más aún cuando a nuestras familias les ha tocado adaptarse y trabajar desde casa, con las niñas y los niños corriendo a nuestro alrededor y manteniendo la atención a los mil quehaceres que antes no percibíamos; porque ahora limpiar, cocinar, lavar, enseñar recaen casi siempre en una persona o en dos en los mejores escenarios. 

Por eso hoy resuena fuerte la corresponsabilidad familiar, la que mantiene estrecha relación con el trabajo doméstico. Sin embargo, este tipo de labor no sólo se orienta a las tareas domésticas, sino que también incorpora la crianza y educación de nuestras hijas e hijos (Maganto, Etxeberria y Porcel, 2010)

  • Magíster en Psicología de la Educación
  • Magíster en Intervención Psicosocial 
  • Licenciada en Educación
  • Diplomada en Desarrollo, Parentalidad y Apego
  • Diplomada en Orientación Educacional

Deja un comentario

Your email address will not be published.